sábado, 10 de abril de 2010

Defensa Aerea del DF en la SGM

La Segunda Guerra Mundial habia comenzado hacia ya dos años y meses, el 7 de diciembre de 1941, la Marina Imperial Japonesa ataco la base norteamericana en Pearl Harbour, hundiendo varios buques y destruyendo todos los aparatos basados ahi, a esto siguio un frenatico esfuerzo militar en todo el oceano pacifico, las Filipinas, Australia, Birmania, Singapore y algunas islas importantes fueron atacadas.

El 8 de diciembre de 1941, la situacion en la costa del pacifico era critica, aviones asignados a la Defensa de Baja California, Cero, artilleria antiaerea destinada a la defensa, Cero, tropas asignadas a la zona, un par de regimientos reducidos. Los norteamericanos no estaban mejor, pero volcaron todo lo que tenian a esa costa, lo mismo hizo nuestro gobierno, los recursos eran minusculos, si bien la Fuerza Aerea en el papel era decente, con dos regimientos aereos, compuesto cada uno por tres escuadrones, en la realidad era una fuerza mucho menor, solo uno de los escuadrones era de "combate", equipado con biplanos de observacion Vought V-99M Corsair, comprados en 1937 y totalmente inadecuados para el combate aereo contra los veloces y agiles Zeros japoneses. Una de las pocas ventajas de este tipo de equipo era que al menos, no necesitaban mas que una superficie plana suficientemente larga para poder despegar y aterrizar, asi que no hubo necesidad de construir aerodromos adecuados. Se enviaron unidades de otros estados por tren y barco, pero no inmediatamente, los efectivos navales de la Fuerza del Pacifico, son desconocidos, pero en general la Armada era muy reducida en esa epoca, con solo tres cañoneros y un par de transportes rapidos ademas de unas cuantas corbetas muy mal armadas llamadas Guardacostas tipo G-20, con cañones de 25 mm españoles, para los cuales no habia casi repuestos ni municion.

Los Corsair empezaron a realizar patrullas aereas, mayormente antisubmarinas, era impensable que pudiesen hacer algo si los portaaviones de la Marina Japonesa se acercaran a las costas mexicanas, por suerte, muy buena suerte, los objetivos estrategicos japoneses estaban en Java, India y el Pacifico Sur, la flota japonesa en vez de seguir hacia las indefensas costas americanas, regresaron a Japon, de otra forma las consecuencias hubiesen sido espantosas.

Como siempre sucede en Mexico, ante la urgencia se solicitaron a Estados Unidos aviones nuevos, pero crear una Fuerza Aerea no es enchilame otra, aviones modernos requieren nuevo entrenamiento a los pilotos y al personal de mantenimiento, la creacion de bases aereas avanzadas, con proteccion de infanteria y artilleria antiaerea, sistemas de deteccion lejana, y mucho mas, se solicitaron cazas P-40, cañones de 3" y tanques, sin embargo Estados Unidos no estaba en disposicion de darnos nada, ellos mismos necesitaban urgentemente sus cazas para reequipar a los escuadrones en las bases aereas destruidas y como reemplazos para las zonas de combate, a Mexico, llegaron unas pocas ametralladoras enfriadas por liquido de 12.5 mm y cinco AT-6B Texan de entrenamiento para empezar a aclimatar a los pilotos mexicanos a aviones de ultima generacion, en teoria en un plan multiple, entrenadores primero, cazas despues.

Mientras tanto la situacion militar habia cambiado radicalmente, los japoneses se retiraron a combatir en los confines del Pacifico, pero los alemanes, al declarar Estados Unidos la guerra, enviaron sus submarinos a atacar las vias de comunicacion maritima del Golfo, los hundimientos se multiplicaron, era necesario urgentemente enviar unidades de patrulla y ataque a la navegacion a proteger nuestra costa del Golfo, sin embargo, no las habia, los Corsarios se habian desgastado terriblemente y eran mas necesarios donde estaban, se compraron urgentemente seis OS2U Kingfisher, y se equipo con ellos un escuadron basado en las Bajadas, pero seis aparatos eran insuficientes para toda el area que era necesario vigilar, los hundimientos de mercantes mexicanos continuaron hasta que eventualmente el gobierno mexicano declaro la guerra a los paises del eje.

En junio de 1942, llego el primer contingente de aviones modernos al pais, seis AT-6B aterrizaron en Balbuena, despues de una breve demostracion aerea se les destino a las defensas mas urgentes, tres aparatos fueron destinados a Tampico, para el patrullaje antisubmarino, armados con dos bombas de 100 kg, (un arma casi inutil, era necesario un impacto directo para hacer algun daño) y dos de ellos se reservaron en Balbuena, armados con dos ametralladoras, se encargaron de la defensa aerea de la Ciudad de Mexico.

El trabajo estaba mucho mas alla de sus posibilidades, sin radares de defensa ni ningun otro sistema de alerta temprana, sus cualidades de vuelo tampoco eran las mas adecuadas, 235 km/h mas lentos y con una potencia de fuego de solo un sexto que los posibles agresores japoneses, ademas en absoluta inferioridad numerica, en ese momento un solo portaaviones japones tenia mas y mejores aviones que la FAM. Realmente se necesitaba valor para enfrentar esas circunstancias. La Ciudad de Mexico, al estar en el interior, en teoria deberia de estar a salvo de atacantes navales en el Pacifico, pero con el alcance de los aviones japoneses de la epoca, ya no era tan cierto.

La situacion fue mejorando un poco, se siguieron recibiendo AT-6 y AT-11, en pequeños numeros, el AT-6 reemplazo a los aparatos antiguos en los ocho escuadrones de la FAM, ademas de cierto numero que asumieron las funciones de entrenamiento en Zapopan, nunca hubo suficientes, los escuadrones solo lo eran en nombre, ninguno pasaba de ocho aparatos, en el DF se concentraron dos escuadrones, bajo el mando del Mayor Salvador Noble Morales, de los modelos C y D, que por lo menos eran un poquitin mas rapidos, se hicieron grandes esfuerzos, por lo menos en inventiva, los mexicanos no se quedaban atras de nadie, los aviones fueron despintados para aumentar su velocidad. A finales de 1943 se hizo necesaria una gran reorganizacion de la FAM, los regimientos fueron abolidos y los escuadrones renumerados, en vez de ser el 1er, 2°, 3°, 4°, 5°, 6°, 7° y 8°, se les llamo del 201 al 208, siendo designado el 201 a la defensa aerea de la Capital, funcion en la cual permanecio hasta el final de la guerra.

Ademas de los ejercicios de obscurecimiento de la Defensa Aerea, la Segunda Guerra Mundial paso sin incidentes, a mediados de 1943 tambien llegaron algunas piezas antiaereas pesadas y reflectores, la planeada sustitucion de los entrenadores con cazas verdaderos, nunca se realizo, los norteamericanos no confiaban mucho en el gobierno mexicano, en particular se tenian severas sospechas del Secretario de Gobernacion con cierta tendencia germanofila Miguel Aleman, detuvieron totalmente los envios de material belico moderno a Mexico por un tiempo y cuando los reasumieron no se proporciono ningun armamento "ofensivo", ni cazas, ni bombarderos.

Ya cuando la guerra parecia finalizar, la situacion mejoro bastante, los lazos que unian ambas fuerzas se habian hecho muy solidos y la influencia de elementos nazis y falangistas habian disminuido hasta casi desaparecer. Un plan de ampliacion de la FAM al fin habia aparecido, doce escuadrones estaban planeados, seis de caza y seis de bombardeo, equipados con P-51 y B-25, habia pilotos sin experiencia de combate, pero veteranos de varios años, al acabar la guerra en 1945, la FAM seguia viendose fuerte en el papel, con 10 escuadrones de diferentes tipos, aunque todos ellos de entrenamiento y obsoletos, ademas en 1946, las elecciones y el cambio de poder dieron al traste con los planes y la profesionalidad de muchos oficiales, que fueron "retirados", para que sus puestos fueran ocupados por personas allegadas al nuevo presidente. Fue en esas fechas que se recibieron 25 P-47D de los cuales una escuadrilla de 4 fue destinada a labores de defensa aerea de la capital, reemplazando a los cansados Texanos. De los tanques llegaron unos pocos Stuart obsoletos desde hacia tiempo, que equiparon las brigadas blindadas mexicanas por mas de treinta años.

1 comentario:

ALFONSO dijo...

ES UN MAGNÍFICO ARTÍCULO Y DESPIERTA EL INTERES DE INVESTIGAR, FELICITO AL AUTOR.